Cómo formarse en el sector del turismo

Nuestro país tiene entre sus puntos fuertes la actividad turística, siendo en este sentido uno de los principales destinos no solo de Europa, también del mundo. Contamos con multitud de atractivos entre los que se encuentra un patrimonio cultural enorme, aunque una buena parte de los extranjeros que nos visitan lo que busca es el ansiado sol y la playa. Muchas horas de sol y las grandes costas que tenemos al ser una península y al tener las islas Baleares y Canarias.

El turismo es uno de los pilares económicos más importantes para muchos países, lo que implica que la formación profesional del mismo sea algo tan fundamental para llevarlo a cabo de la mejor manera posible. Según los dados de la OMT (Organización Mundial del Turismo), el sector turístico ha tenido un alto crecimiento en los últimos años, dado que el número de visitantes internacionales e ingresos por turismo han aumentado, alcanzado, incluso, la cifra del billón de turistas internacionales. En el caso de España, todas las carreras asociadas al turismo representan, aproximadamente, un 13% del total de los puestos de trabajo de la economía.

La necesidad de una formación

Como aseguran desde la escuela universitaria Formatic Barcelona, nuestro país necesita cada vez más profesionales formados en Turismo. Ellos en su Grado de Turismo lo que hacen es volcar la experiencia que tienen en hacer ese proceso formativo más enfocado a la práctica algo de lo que carece la formación de grado a nivel general en nuestro país. Según los estudios que se hacen todos los años, la carrera de turismo e España adolece de ciertas carencias que ellos, conocedores del problema refuerzan..

La demanda como decimos de profesionales lo que ha tenido como consecuencia es que muchas universidades y escuelas técnicas vayan sumando a sus escuelas formativas más opciones. No olvidemos que ya hay casi una cincuentena entre centros públicos y privados donde la carrera es impartida.

Hablamos de una profesión con una importante gama de aplicaciones profesionales si se está bien formado. Desde trabajar en las clásicas oficinas de turismo, a ser guía turístico, trabajos en museos, hoteles, agencias de viajes, en el sector aéreo, etc.

Estamos viviendo ahora unos momentos en los que incluso ya comienzan a exigirse una serie de másters en determinadas formaciones turísticas o paralelas al turismo. Además, no todo todo son carreras, pues también hay formación profesional como técnico en gestionar alojamientos o ser profesional del mundo de la cocina y la gastronomía.

Volviendo a la carrera universitaria, los alumnos salen de la misma con conocimientos en materias tan variada como idiomas, historia, geografía o psicología, además de grandes conocimientos en dirección y marketing en el sector, de tal manera que tengan una gran capacidad de adaptación a los cambios que se van produciendo en el mercado.

Por todo ello es importante tener una sólida formación que haga posible que luego, en su aplicación al mundo real, el profesional tenga una gran formación con la que conocer y entender la particularidad de cada cliente, para poder darle el servicio turístico que necesitan.

Por otra parte, son muchos los expertos que no dudan en expresas que el estar tan diversificada es uno de los causantes de que también aumente esta profesión. Al final se van necesitando plazas laborales en el sector turístico que tengan la debida formación, pues hasa hace poco parecía que cualquier persona podía ocupar puestos de trabajo en el sector hostelero.

Ahora hay múltiples ofertas a nivel formativo que hacen posible que si se quiere, se puede tener una gran formación en este sector.

Algunas materias tan importantes como los idiomas en este país eran y son todavía puntos débiles, especialmente el inglés, que es en lenguaje internacional por excelencia y donde tenemos mucho personal que no lo domina como debiera.

Todo esto se puede evitar con buena formación y por eso, cada vez más los estados refuerzan el estudio de idiomas. Además del inglés, tampoco está de mal saber un segundo idioma, donde el francés o el alemán pueden ser grandes alternativas con la gran cantidad de vecinos europeos de estos países que nos visitan.

Más difíciles son ya el chino o el ruso, que también son nacionalidades que suelen visitarnos mucho, pero que tienen unas lenguas de mayor complejidad. Lo bueno es que tener conocimientos de ellas puede darnos ese factor diferencial tan apreciado, eso sí, siempre sirviendo de añadido al básico inglés para poder comunicarse con las turistas de fuera de nuestras fronteras.

Así que ya sabéis, si os gusta el turismo, no os queda otra cosa que formaros debidamente. ¡Ánimo y a por ello!

Deja una respuesta