The World Votes

Úbeda y Baeza, nos auténticos tesoros

Nuestro país tiene multitud de sitios con verdadero atractivo, poblaciones llenas de historia y de magia, además de una gran cultura que es muestra de la gran historia con la que contamos en la piel de toro. Es magnífico el poder tomar un avión y volar a países preciosos, pero también España cuenta con muchos encantos que merece la pena conocer, por lo que desde aquí os animamos a ello. Hoy toca hablar de dos poblaciones que realmente merece la pena prestarles atención, las bellas Úbeda y Baeza.  

Nuestro país tiene multitud de sitios con verdadero atractivo, poblaciones llenas de historia y de magia, además de una gran cultura que es muestra de la gran historia con la que contamos en la piel de toro. Es magnífico el poder tomar un avión y volar a países preciosos, pero también España cuenta con muchos encantos que merece la pena conocer, por lo que desde aquí os animamos a ello. Hoy toca hablar de dos poblaciones que realmente merece la pena prestarles atención, las bellas Úbeda y Baeza.

Los dos pueblos jienenses de excepción

Ambos se sitúan en la zona noreste de Andalucía y son realmente espectaculares, pues tienen un patrimonio monumental de lo más destacado, pues fueron declaradas en 2003 como ciudad que es Patrimonio de la Humanidad.

Normalmente, una de las grandes ventajas es que las ciudades son de las que más se visitan, pues no podemos encontrarlas en un único punto turístico, algo que hace que las aglomeraciones de público serán mínimas, por lo que no han perdido esa magia medieval aunque tengan muchos turistas por sus calles.

Úbeda

Cuando entramos en ella, vemos que no muy lejos del centro histórico se encuentra el Hospital de Santiago, que fue edificado como centro hospitalario para los más pobres, así como palacio, iglesia y panteón, casi nada.

Este palacio fue propiedad de la familia Cobos-Molina y lo construyó en el siglo XVI Jorge Leal, todo ello dirigido por Vandelvira.

Se levantó sobre lo que anteriormente fue el Alcázar, encontrando la Plaza Vázquez de Molina, una de las plazas renacentistas más atractivas españolas, donde destaca la Sacra Capilla de El Salvador, que es el mausoleo civil más grande que fue construido en nuestro país.

En lo que es ahora el Ayuntamiento de Úbeda, está ahora el Palacio Vázquez de Molina, un palacio del renacimiento y justo frente a él, la Basílica y Real Colegiata de Santa María de los Alcázares, monumento nacional que fuera derruido en la Guerra Civil y que pasó a estar abierto en 2011 al público una vez restaurado.

Además podemos añadir otro sitio que merece la pena ver, caso de la Sinagoga del Agua, que es del siglo XIV, en un estado magnífico de conservación y que permite que se pueda entender cómo vivían los judíos cuando eran perseguidos.

Baeza

Su catedral también la ideo Andelvira, siendo de los edificios pioneros del renacimiento que edificó Carlos V en España. Algo que suele sorprender a los visitantes son las plazas en esta ciudad, caso de Salvador de Úbeda y Santa María de Baeza, un rincón de lo más monumental en el que es necesario para obligatoriamente.

Si vamos al centro de la plaza vamos a poder encontrar un bello adorno del siglo XVI, una fuente de estilo clásico que emita los arcos romanos de triunfo y que vale para completar un paisaje en el que en su fondo cierra el antiguo palacio de los Cabrera.

Cerca, si se baja por la Cuesta de San Felipe Neri, podemos ver cómo se levantan un par de monumentos más: la Iglesia de Santa Cruz, de estilo románico y el Palacio de Jabalquinto. Un palacio con una fachada de lo más ornamental y que impone, por lo que se hace casi obligatorio tener que mirar hacia arriba.

Si lo que se desea es vivir una experiencia de carácter inmersivo en lo medieval, merece la pena perderse en la Plaza de los Leones, que tienen multitud de monumentos en los que se guardan infinidad de historias de las civilizaciones que pasaron por estos lares.

Tampoco hay que perderse la visita al Palacio de los Obispos, el cual se sitúa en la calle San Juan Bautista, la cual tiene un patio de lo más amplio y cuatro edificios.

En el lugar principal contamos con un par de gemelas portadas que están adinteladas, las cuales se enmarcan por pilastras y las remata un frontón curvo partido. En su interior se encuentran dependencias que se dividen en sociales, militares y culturales.

Podemos resumir que son dos municipios españoles que están repletos de magia y donde afortunadamente, todavía no ha conseguido llegar la gran cantidad de turistas que suelen llegar a las capitales de Córdoba o de Granada.

Como para no perdérselas, ¿no? Pues ya sabéis, a disfrutar de todo lo que tienen que ofrecer. Como bien nos recuerdan desde visitaubedaybaeza.com, son diferentes y llenas de encanto, pues como no son muy grandes las poblaciones, se pueden visitar en un mismo día si no se tiene mucho tiempo, aunque recomendamos un fin de semana para verlas con más tranquilidad.

 

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Últimos artículos