Las incrustaciones dentales y sus tipos

Las incrustaciones dentales como aprecian desde la reputada Clínica Dental Galván Lobo cada vez son más demandadas. Hablamos de un tratamiento que aparece cuando el usuario va a la clínica y necesita un buen trabajo estético o los daños en la estructura delos dientes es importantes y se quiere elegir una alternativa a las coronas dentales. Se puede decir que son una especie de empastes que se hacen en los laboratorios y que encajan bien  con la pieza dental con un claro respeto a la anatomía que tiene la propia dentadura del paciente.

Las grandes ventajas de la incrustación dental

Este tipo de incrustación es un avance importante por sus beneficios, tanto a nivel estético como en cuanto a la resistencia mecánica o la biocompatibilidad, así como a la posibilidad del reemplazamiento de las coronas dentales cuando tiene la pieza una gran estructura a nivel dental.

Clases de incrustaciones

Existen varias, como pueden ser inlay, onlay y overlay, las cuales son usadas para reparar los dientes después de que se haya producido una endodoncia o haya importantes destrucciones de la caries. Valen también para poder restaurar dientes que se hayan roto o tengan grietas o no se necesita una corona dental.

La incrustación de tipo inlay no llega a ninguna cúpide del diente, algo que si ocurre con la overlay. En las dos se usan diferentes clases de técnicas.

En las instalaciones de incrustaciones, se usa la técnica de tipo directo, la cual se indica en algunas restauraciones de carácter preventivo y cuando los tamaños de los dientes son reducidos o medios. Solo es necesaria una cita para hacerlos.

La de tipo onlay lo que hace es usar la téncica semidirecta, que es posible hacerla de manera intraoral y extraoral, siendo bastante aconsejable en las restauraciones cementadas que tienen tamaño grande o medio. Es necesario disponer de dos citas en la clínica para hacerlas realidad.

La técnica de tipo indirecta que se usa en la overlay precisa de una serie de citas en una clínica y tiene que intervenir el laboratorio en su elaboración. Puede ser aplicada en restauraciones en un tamaño importante.

Composite

Las incrustaciones en este material se hacen cuando la contracción de la polimeración ha pasado a ser controlada y es usada en las restauraciones donde hay una mejora importante a nivel físico-mecánico en la pieza dental.

Magníficos resultados cuando se compara con las clásicas técnicas utilizadas en la polimerización común. Además, conviene no olvidar que el composite tiene una elevada resistencia a las fracturas, así como a las torsiones, tracciones y compresiones, desgastándose menos de lo que lo hacen otra clase de materiales.

Oro

En el caso de las incrustaciones de oro, el procedimiento trata de colocar y cementar en oro la pieza dental. Son bastante buenas para las cavidades de importante tamaño, además de proteger los premolares y molares con una endodoncia o que aumente el diámetro y la altura cuando estos no lleguen al plano octusal.

Son unas incrustaciones de importante solidez y pueden tener una durabilidad prolongada, como mínimo 20 años, aunque también hay que ser conscientes de que pueden llegar a ser bastante más costosas. Son necesarias una serie de visitas a la clínica, puesto que hay que lograr unas impresiones de lo más detalladas que luego deberán ser enviadas para el laboratorio.

Zirconio

Es una clase de incrustación por zirconio que lo que principalmente oferta es una importante naturalidad, puesto que en ella no hay ninguna clase de metal para fabricarla. Así es como tiene una estética ideal por su integración con el color del diente originario.

Los pacientes pueden llegar a seleccionar el tono que quieran para que se asemeje a las piezas que están al lado y así es posible lograr el objetivo de que la dentadura tenga la deseada armonía.

Al no tener metal, si se produce un gran desgaste o la fractura del propio diente, va a ser realmente complicado que se tenga que sustituir por coronas de carácter dental.

En el caso de que tengas alguna duda sobre las incrustaciones dentales, lo mejor es pedir cita, pues de esta forma podrás saber más de cerca lo que opina el profesional sobre este tema y las soluciones que puede llegar a ofrecerte.

Deseamos que estas informaciones te sean de utilidad y así puedas, tener en el caso de que lo desees, las incrustaciones dentales deseadas que pueden solucionar tus problemas, tanto estéticos como a nivel de salud, pues los dos puntos son compatibles y ninguno descarta al otro. A hora os toca a vosotros elegir entre lo clásico o esta otra novedosa alternativa.

Deja una respuesta