The World Votes

¿De qué se trata la terapia regresiva y cómo puede ayudarte?

La terapia regresiva nace de las culturas ancestrales occidentales y orientales, unidas entre sí para intentar buscar alivio al sufrimiento del hombre, ayudándole a deshacerse de sus traumas, miedos y fobias, mediante el uso de la medicina y la psicología. Se llama terapia de regresión, justamente porque consiste en hacer que la persona despierte recuerdos que no sabía que tenía y que pueda encontrar en ellos la fuente de su bloqueo y sus sufrimiento emocional.

La terapia regresiva nace de las culturas ancestrales occidentales y orientales, unidas entre sí para intentar buscar alivio al sufrimiento del hombre, ayudándole a deshacerse de sus traumas, miedos y fobias, mediante el uso de la medicina y la psicología.

Se llama terapia de regresión, justamente porque consiste en hacer que la persona despierte recuerdos que no sabía que tenía y que pueda encontrar en ellos la fuente de su bloqueo y sus sufrimiento emocional. Así, se logra por medio de técnicas como la relajación profunda y la hipnosis, en las que la mente entra en el estado de reposo necesario para que estas memorias salgan a la luz.

Si quieres saber más sobre este tipo de terapia y cómo puede beneficiarte, sigue leyendo que te lo contamos todo de la mano de la experta en materia, Maite Domenech.

¿Cómo funciona la terapia regresiva?

Como dijimos al inicio de este artículo, esta terapia persigue un estado de consciencia alterado que le permita a la persona desenterrar recuerdos bloqueados que le permitan entender el origen de algún sentimiento o bloqueo emocional del presente.

Para ello, el terapeuta usa la relajación profunda y la hipnosis para ayudar a regresar al paciente a su edad temprana (infancia, adolescencia) de forma que pueda revivir hechos que podrían haber afectado a tal nivel emocional que estén causando comportamientos y problemas actuales.

Así, el proceso en verdad consiste en que, una vez que el terapeuta consigue llevar al paciente al estado de consciencia alterado, se procede de acuerdo a las creencias que ambos tengan, de la siguiente manera:

  • Regresiones a edad. Es cuando se busca revivir hechos de la infancia que pudieron provocar un impacto emocional que ahora está trayendo conductas dañinas y problemas y bloqueos emocionales al paciente.
  • Regresiones a vidas pasadas. Si tanto el paciente como el terapeuta creen en la existen de las vidas pasadas, este tipo de regresión te llevará a través de la concepción, gestación, parto y, las diferentes vivencias de la misma.

Por supuesto, habrá que revivir los traumas escondidos en estas edades o vidas anteriores para poder desactivar de nuestro cuerpo esas memorias ancladas y lograr nuestra sanación. Y es que solo podemos superar un trauma si lo revivimos, dejamos salir las emociones que nos genera, las aceptamos, le damos espacio para ser y las liberamos, además que esto nos permite tomar consciencia de los patrones de conducta que parten de dicho trauma y encontrar la forma de cambiarlos para llegar  a una sanación física, emocional y total.

Y es que cuando un recuerdo lleva demasiado tiempo enterrado en nuestro subconsciente y somos capaces de encontrarlo, identificarlo, dejarlo salir y experimentarlo con todo su dolor y todo su aprendizaje, le damos un espacio en nuestras vidas para que sea, para evaluarlo, aprender de él y dejarlo ir, el sentimiento de liberación es inigualable. Además que el poder que nos confiere el poder identificar las conductas dañinas y su origen en nuestras  vidas, nos lleva a una sanación muy profunda determinada por el cambio de nuestra forma de ver las cosas y de actuar ante el mundo.

No obstante, muchas veces en las regresiones a edades pasadas, los pacientes suelen llegar a regresiones de su vida pasada de forma espontánea, lo que les llevo a modificar sus creencias sobre el tema.

En relación a  ello, muchos expertos, escépticos de tales experiencias, creen y explican dicho fenómeno diciendo que el paciente, al toparse con un recuerdo demasiado traumático, se disocia y se separa de dicho recuerdo viéndolo como si se tratara de la película de otra vida que no es la de ellos, como un mecanismo de protección para no tener que revivir el recuerdo y ahondar en él de forma demasiado traumática y dolorosa.

Independientemente de lo que se crea sobre las vidas pasadas y su exploración, la verdad es que esto pasa a un segundo plano,. Lo principal en relación a la regresión es que nos permite indagar en nosotros mismos y nuestros procesos de formas verdaderamente profundas y liberadoras sean cuales sean nuestras creencias personales.

En fin, el proceso de la terapia de regresión nos permite ver nuestra vida como un viaje maravilloso., lleno de aprendizajes y sanación.

¿Para qué sirve la terapia regresiva?

Son muchos sus beneficios y varían dependiendo del caso en particular de cada paciente. No obstante, algunos de ellos son:

  • Sanación física.
  • Sanación emocional.
  • Sanación mental.
  • Sanación espiritual.
  • Autoconocimiento y crecimiento personal, mental y emocional.
  • Crecimiento espiritual.
  • Ampliar nuestra consciencia.
  • Equilibrar los hemisferios cerebrales.
  • Ayuda a liberar las emociones bloqueadas
  • Enseña a ver nuestras sombras, esas partes de nosotros sin ética, o esa parte nuestra que siente envidia, celos; culpabilidad, al igual que nos permite ver si somos víctimas o verdugos, de forma que al conocerlas todas podemos buscar la manera de transformarlas.
  • Nos enfrenta a nuestros miedos más profundos permitiéndonos quitarles poder
  • Nos permite evaluar nuestros traumas de la vida, verlos como parte de nuestra evolución, y perdonarlos.
  • Ayuda a sanar relaciones conflictivas, liberando los lazos y dependencias que creamos con otras personas
  • Reduce el estrés
  • Es un gran aliado para combatir el miedo a la muerte y el sufrimiento por la muerte de seres queridos
  • Nos enseña nuestros talentos ocultos
  • Nos permite despertar nuestra intuición y voz interior, para que nos guie hacia lo que es mejor para nosotros
  • Ayuda a perdonar a los que nos hicieron daño y a nosotros mismos
  • Nos conecta con nuestra sabiduría interior, permitiéndonos crear la vida que realmente queremos

¿Para quién está indicada?

La terapia de regresión puede ser llevada a cabo en cualquier persona, pero se suele recomendar más en los siguientes casos:

  • Aquellas personas con enfermedades físicas o emociones que estén limitando su vida
  • Aquellas personas que quieran transitar un proceso de crecimiento personal profundo

No obstante, esta tiene sus contraindicaciones. Por ejemplo, no se recomienda para pacientes  con una patología psiquiátrica diagnosticada como: psicosis, esquizofrenia, trastorno bipolar o trastorno límite de la personalidad. Igualmente, se desaconseja para aquellos pacientes con Asperger, epilépticos o anorexias agudas, además de para aquellas que hayan intentado suicidarse o tomen altas dosis de ansiolíticos, neurolépticos o antidepresivos.

Esto porque los casos anteriores podrían empeorar al someterse a la pérdida de la realidad consciente y la entrada tan profunda en el inconsciente que se da cuando se lleva a cabo esta terapia.

¿Qué podemos tratar mediante la terapia regresiva?

Ya dijimos que la terapia regresiva está indicada para todo el mundo y comentamos los caos en donde es aún más recomendada. No obstante, vale la pena conocer aquello casos en los que es increíblemente útil y son situaciones como las siguientes:

  • Fobias inexplicables y de origen desconocido.
  • Problemas para relacionarse con los demás.
  • Dificultad para intimar con la pareja.
  • Sentimientos de culpa y/o vergüenza que no se saben de donde vienen.
  • Malestar emocional sin causas reconocibles.
  • Anhedonia: incapacidad de sentir placer.
  • Pérdida o disminución de la motivación.
  • Crisis existenciales o del sentido de vida.

Polémica en relación a la terapia regresiva

A medida que la terapia regresiva se va haciendo más popular, comienza también a crear polémica a su alrededor. Por ejemplo, los expertos debaten sobre el hecho de que muchos de sus pacientes termina recordando sucesos realmente insólitos, que no pudieron haber sucedido, en sus sesiones de regresión, como lo son recuerdos prenatales o de otras vidas (por aquello de que no todos creen en la existencia de ellas y de que, por lo tanto, alguien pueda guardar recuerdos de tales eventos).

Entonces, por un lado, algunos expertos llegaron a la conclusión de que existía un elemento capaz de registrar y rememorar sucesos, incluso en ausencia de un cuerpo físico, como el reputado psiquiatra británico de los años 60’s, Denys Kelsey. Mientras que otros, más bien, han comenzado a poner en duda la validez o ficción de los recuerdos que se generaban.

Así, en esa época se creó la International Board for Regression Therapy, con el fin de investigar los diferentes sucesos en busca de defender una postura determinada.

Pero, en los años 80s, el psicólogo Roger Woolger contribuyó con conceptos teóricos que ayudaron a desarrollar mejores estrategias para la terapia regresiva. Este acompañado de 4 importantes libros que abordaban innovadoras técnicas de hipnosis regresiva de la mano de exponentes como Ronal Wong Jue, Helen Wambach, Ernest Pecci, y Ian Stevenson.

Mucho después, en el año 2010, el doctor Peter Mack, terapeuta de regresión, escribió 2 libros en donde narraba detalladamente las prácticas con sus pacientes. No obstante, el libro más conocido en el campo es del psiquiatra estadounidense Brian Weiss: “Muchas vidas, muchos maestros”. Y para los novatos en el tema que quieran ahondar de verdad en el basto mundo de la regresión está el paper científico del doctor Gabriel Andrade.

En fin, independiente de lo mucho que se pueda creer o no en hasta donde llega de verdad la regresión, esta de seguro va a pasearte por momentos claves de tu vida que te ayudarán a entender por qué eres como eres ahora y como hacer los cambios necesarios para crear la vida que buscas.

 

Comparte este artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos