The World Votes

Consejos útiles para elegir la mejor residencia universitaria

Ha llegado el momento de irte a vivir fuera de tu ciudad para empezar una nueva etapa de tu vida como universitario y estas evaluando irte a vivir a una residencia para estudiantes como tu mejor opción debido a que te ofrece más comodidad, tranquilidad y despreocupación que un piso compartido.

Ha llegado el momento de irte a vivir fuera de tu ciudad para empezar una nueva etapa de tu vida como universitario y estas evaluando irte a vivir a una residencia para estudiantes como tu mejor opción debido a que te ofrece más comodidad, tranquilidad y despreocupación que un piso compartido.

Por supuesto, encontrarás una variedad de opciones para elegir, por lo que para asegurarte de tomar la decisión correcta, deberás tomar en cuenta una serie de aspectos, ya que tienes que pensar en que serás el lugar donde más tiempo pases, estudiando, comiendo, donde conocerás gente nueva, amistades que te marcarán para toda la vida…pero lo más importante, será tu nuevo lugar de descanso y tranquilidad después de muchas horas de trabajo y estudio en tu centro universitario

En ese caso, es muy importante que elijas una que, por ejemplo, se ajuste a tu forma de ser y a tu filosofía de vida, para que así sigas creciendo tanto emocional como académicamente.

Pero, ¿cómo elegir la residencia adecuada? Nuestros amigos del equipo de la Residencia Universitaria  Institución del Divino Maestro nos guían en nuestra búsqueda.

Ubicación

Cuanto más cerca esté tu residencia del campus universitario, mejor. De hecho, es así de importante que hay muchos estudiantes que eligen su residencia solo contando con este aspecto. Y es que de esta forma, además de no perderte ni una sola fiesta o evento universitario, evitarás malgastar un tiempo muy valioso en ir y venir de la Universidad. Una hora más o menos que puedes aprovechar para hacer el trabajo de última hora… o dormir “cinco minutos más”.

Costo

Otro aspecto principal a considerar es el aspecto económico, factor que influye en lo que aspiras tener de una residencia universitaria, lo cual tiene que ver con los servicios que incluye, como lavandería, agua, luz, Internet, Tv por cable, Wi-Fi, entre otros.

Aquí también afecta el punto anterior, ya que dependiendo de que tan cerca quede la residencia de tu universidad podrás ahorrar en los costos de traslado, no solo en tiempo, sino en dinero.

No es lo mismo estar en una residencia de estudiantes cerca que lejos de la universidad, pues debes ajustar tu presupuesto a los traslados y tu tiempo al lapso que te tome ir a tu recinto académico y regresar a tu residencia.

Instalaciones modernas: buena iluminación, climatización y ausencia de ruidos

El tipo de instalaciones que ofrece la residencia, como por ejemplo, si tiene habitaciones cómodas, limpias y adecuadas para el estudio y el descanso, también es un elemento importante de considerar a la hora de elegir una residencia de estudiantes. Eso sin contar que debe tener las comodidades apropiadas para estudiar y para descansar, esto es sin ruido, buena iluminación, ventilación adecuada, espacio ideal, etc.

La residencia que selecciones tiene que cumplir con unos condicionantes físicos mínimos, como son una buena iluminación de las habitaciones y una temperatura adecuada dentro del edificio, entre otros; ya que estos aspectos ambientales intervienen en el descanso, la atención y la concentración del estudiante, tres factores clave para el éxito académico.

Hay algunas residencias que, por ejemplo, cuentan con habitaciones diseñadas para ofrecer buenas condiciones lumínicas y de climatización individual, con la que se asegura mejor descanso para sus estudiantes. Incluso, tienen espacios de coworking y con zonas de estudio aisladas totalmente del ruido para aquellos proyectos que requieran de la máxima concentración.

Incluso, se debe evaluar la presencia de otras comodidades como servicios todo incluido que incluyan un comedor con servicio de comida, lavandería, biblioteca, incluso gimnasio y centro de entretenimiento. Contar con un servicio de limpieza de habitaciones también es un plus, ya que podrás despreocuparte por la limpieza y otros oficios que te distraen de tus actividades académicas. Todo cuenta. O quizá prefieres tener la libertad de ser tu quien cocine sus propias comidas y salir fuera de la residencia para hacer tus actividades rutinarias en zonas cercanas.

Por eso, para algunos estudiantes también es importante investigar qué urbanismos la rodean, cuáles son las opciones cercanas de entretenimiento, prácticas deportivas, bibliotecas, museos, centros comerciales, entre otros.

Habitaciones a la medida 

Elige una residencia universitaria que se preocupe por tus necesidades y te ofrezcan una solución a  tu medida. Por ejemplo, si lo que quieres es tener tu propia independencia, opta por residencias-apartamentos, en las que tengas tu propia cocina, así podrás cocinar lo que te guste. Si en cambio prefieres que te hagan la comida, elige residencias con comedor incluido. Ahorrarás mucho tiempo, que podrás aprovechar para estudiar o conocer nuevos amigos. También existen residencias universitarias en las que puedes escoger habitación individual o doble, dependiendo de si quieres tener un espacio para ti solo, o si más bien quieres compartir con alguien más. Que todo siempre dependa de  tus gustos y posibilidades económicas.

Alimentación sana y deporte

Seas una persona deportista o no, es recomendable buscar una residencia de estudiantes que cuente con instalaciones deportivas y espacios ajardinados, ya que el deporte y el ejercicio al aire libre es muy importante para una buena salud física y mental.

Dependiendo de tu presupuesto incluso puedes acceder a residencias que cuentan con coloquios con nutricionistas y expertos en alimentación, además de torneos deportivos, carreras solidarias y otras muchas más actividades.

Además, esto no solo es bueno para tu desarrollo físico, sino que también te permite conocer  gente nueva, entablar nuevas amistades y mantener una vida social activa y feliz.

Que se ajuste a tu filosofía de vida e idea de libertad

La residencia que selecciones tiene que contar con un ambiente tolerante, integrador y dinámico, que permita a los estudiantes un desarrollo completo tanto académico como personal. Por ejemplo, los estudiantes suelen valorar aquellas residencias que ofrecen mucha libertad de horarios; que no tengan hora límite de entrada o salida. Aquellas en las que no te tengas que  cocinar o hacer la limpieza, sino solo por estudiar, todo lo demás está cubierto. Y por supuesto, muy importante para esta etapa de la vida, una residencia que te permita conocer gente nueva y distinta.

Por ejemplo, hay  residencias que se preocupan por ofrecer una agenda de diferentes actividades enfocadas a enriquecer la experiencia universitaria.

Incluso, muchos de estos lugares practican una mentalidad de unión familiar, en donde el estudiante se sienta en familia aún y viviendo fuera de casa; que además funcionen como un paso  intermedio hacia la emancipación en un espacio donde el estudiante podrá desarrollar destrezas de vida además de crecer como persona.

Espacio para socializar y conocer gente

Hay que tener claro que a parte de desarrollar su carrera universitaria, el estudiante también querrá desarrollarse a nivel social y emocional, por lo que querrá estar en un lugar donde pueda conocer a gente de su misma edad, con gustos, intereses e inquietudes similares que puedan compartir.

Por lo tanto este es un plus que debes buscar en este tipo de residencias, pues allí establecerás relaciones, no solo sociales, sino también profesionales y hasta laborales. Aún más importante, las personas con las que convivas en una residencia estudiantil serán parte de tu vida.

Trato familiar con los estudiantes universitarios

Estar lejos de casa y de la familia no siempre es fácil, por eso hay que buscar una residencia universitaria que prime la cordialidad y el trato cercano, vayas donde vayas; seguro que tu familia lo agradece y la tranquilidad cuando se vive lejos de casa es algo muy valioso. Recuerda que tanto los amigos con los que compartas residencia, como el personal que trabaje en ella pasaran a ser tu familia durante tu paso por este lugar.

Garantía de libertad

Otro elemento importante es la libertad, por eso debes buscar una residencia de estudiantes que tenga recepción las 24 horas o que te proporcionen las llaves para entrar y salir cuando lo necesites y no estés limitado con el tiempo, bien sea que estés estudiando o socializando con tus compañeros de clases, como ya habíamos mencionado en un punto anterior.

Debes elegir una universidad en donde las normas sean de tu agrado y se adapten a ti,  pues eso contribuirá al logro de tus metas académicas.

Por ejemplo, existen algunas residencias universitarias que tienen una serie de normas muy estrictas, por lo que debes mirarlas bien, analizarlas y decidir si van con el tipo de estudiante que eres y la vida académica que quieres llevar.

Que ofrezca alojamiento si deseas quedarte en vacaciones

Opta por residencias que te permiten seguir viviendo en ellas, a pesar de que el contrato anual se haya terminado. Existen algunas de ellas que tienen la opción de pagar el alojamiento en verano de forma diaria por si te tienes que quedar unos días extra para los exámenes de julio, por ejemplo.

Recuerda que una residencia de estudiantes no puede convertirse, jamás, en un dolor de cabeza adicional a tus preocupaciones de rutina académica, y para ello, debes tener siempre presente lo que quieres y que el lugar que elijas vaya con el desarrollo de tu carrera.

 

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Últimos artículos