La Tecnología: La forma más segura de comunicarnos en tiempos de Covid-19

Es indiscutible la forma en la que la tecnología se ha ido adueñando de espacios en lo que se refiere a comunicación. La Internet, los móviles y las redes sociales nos han permitido tener herramientas comunicacionales que han sido determinantes para mantenernos unidos e informados ante la pandemia que tiene al mundo en vilo desde hace un par de meses.

Ahora que estamos culminando el confinamiento y que podemos considerar las cosas que hemos vivido durante el mismo, hay que hacer hincapié en lo primordial que fue y que es la tecnología como medio comunicacional, no solo a gran escala sino a nivel personal.

A nivel comunicacional, las tecnologías han sido indispensables para hacerle llegar al ciudadano común la información sobre el virus, y cómo prevenirlo, llegando a muchas más personas de forma inmediata. Los medios de comunicación han adaptado sus plataformas digitales para compartir información minuto a minuto. La era digital nos ha permitido estar preparados (desde el punto de vista comunicacional) para una situación de este tipo, lo que significa que apenas se decretó el confinamiento, se comenzaron a buscar herramientas que nos permitiera comunicarnos constantemente, mediante los dispositivos electrónicos a los que tuviéramos acceso.

Si antes del confinamiento ya utilizamos diferentes dispositivos electrónicos para comunicarnos, durante el tiempo de encierro, estos se convirtieron en nuestros mejores aliados para la comunicación, tanto a nivel laboral como a nivel personal. Este tiempo en casa nos permitió reconectar con aquellos que tenemos lejos y de hacer actividades que, aunque sean extrañas a la distancia, unieron mucho más a familias y amigos, sin importar donde se encontraran.

Para conocer las mejores herramientas comunicacionales en el aspecto laboral y personal, conversamos con Inforges, empresa especializada en Tecnología, Organización, Gestión del Talento y Comunicación digital, y quienes compartieron con nosotros su percepción sobre el uso de la tecnología como herramienta comunicacional durante el confinamiento y en lo que vendrá a partir de ahora.

Comunicación a nivel laboral

La vida de todos cambió motivado a la pandemia, y eso incluye el cómo trabajamos. El teletrabajo se convirtió en una realidad para cientos de miles de personas que tuvieron que adaptarse a trabajar desde casa en un ambiente lleno de las distracciones propias del hogar y teniendo que aprender el uso de diferentes herramientas que hasta ese momento, eran desconocidas.

¿Cómo reunirte para cerrar una negociación si es imposible estar todos en la sala de juntas con un café escuchando la propuesta?, ¿Cómo dar una clase a una sección de 50 estudiantes?, ¿Cómo indicar el protocolo a seguir durante el confinamiento sin perder la motivación y el ritmo de trabajo?, con aplicaciones o plataformas que permitan la comunicación grupal, durante el confinamiento, nos vimos obligados a comprender esta nueva forma comunicacional y que aún con la vuelta a la realidad, se mantendrán en boga un tiempo más, por lo que conviene conocerlas para poder aprovecharlas en su totalidad:

  • Hangouts Meet de Google: Es una aplicación de Google diseñada específicamente para empresas o para uso corporativo. Permite tener en una misma reunión hasta 100 personas conectadas a la vez, para poder utilizarla se necesita estar afiliado a G Suite, la versión paga de Google, lo que significa que la persona responsable de la reunión es la única que necesita estar dentro de la suscripción mensual. Sin embargo, los asistentes a la reunión pueden acceder a ella sin necesidad de cancelar nada.
  • WebEx: Esta plataforma es bastante interesante, se pueden organizar eventos de hasta 40000 personas (para ello hay que cumplir ciertos requisitos), dentro de sus características llamativas se encuentran la posibilidad de hacer sesiones de preguntas y respuestas, chat, sondeo y funciones para controlar la asistencia de los participantes. Se pueden realizar clases en línea, altamente interactivas con videos, sesiones de grupo y sesiones prácticas. También ofrece video en alta definición, la posibilidad de registrar pruebas y calificaciones, a parte de la oportunidad de realizar sesiones en grupo  y laboratorios de prácticas en directo. Por lo que es bastante funcional en el área educativa.
  • Skype: La aplicación de Microsoft, al igual que Microsoft Teams, es otra de las más usadas no sólo entre particulares, sino también entre empresas para mantener reuniones online con otros equipos y seguir trabajando desde casa. Es fácil de usar y también permite chats grupales
  • Zoom: La plataforma más popular de videoconferencia basada en la nube,  durante esta contingencia mundial, permite acceder a reuniones virtuales con opciones de video, audio y pantalla compartida. Esta aplicación es gratuita que permite hasta 100 personas conectadas, aunque también existe una versión paga con la que se pueden conectar hasta 1.000 personas. Tiene opciones visuales que la hacen llamativa, aunque ha tenido ciertos reveses a nivel de seguridad de las reuniones, que han generado cierto malestar entre los usuarios. Sin embargo, esta sigue siendo la aplicación o plataforma más utilizada tanto laboral como personalmente. 

Comunicación personal

Ahora bien, como individuos, durante esta cuarentena hemos afianzado lazos con nuestros seres queridos, pues tener más tiempo libre nos ha permitido conectar nuevamente, no solamente con familiares que tenemos lejos, sino que hemos conseguido nuevas maneras de comunicarnos y divertirnos juntos.

Es evidente que plataformas como Zoom, Skype, Hangouts, WhatsApp han sido irremplazables durante este tiempo para comunicarnos, pero también existen otras plataformas con características particulares que permiten hacer de estos reencuentros unos muy divertidos, pues nos permiten realizar diferentes actividades durante la videollamada. Acá compartimos algunas de las más populares:

  • HouseParty: Esta parece ser la consentida de las aplicaciones con actividades. Con una capacidad máxima de 8 personas por llamada, HouseParty tiene juegos como Pictionary, Quién es Quién, Trivial, Heads Up y es garantía de un rato de risas. Entre sus desventajas es que para registrarse, requiere de mucha información personal, sin embargo, hay pasos que podemos saltar.
  • Bunch Multiplayer: Esta aplicación combina las videollamadas con juegos en línea, incluye juegos de dibujo, un trivial de conocimientos, carreras en Marte y también permite importar juegos externos. En una llamada pueden estar 8 personas y jugar todos a la vez sin necesidad de turnos. Una de las desventajas es que solamente está disponible en inglés.

●        Squad: Aunque esta aplicación no tiene juegos integrados, tiene una dinámica que te permite improvisar algunas actividades divertidas y diferentes. Permite compartir la pantalla de tu móvil a tus amigos en las videollamadas, como si estuvieran juntos en el salón de casa, así que pueden ver vídeos juntos, recorrer las redes sociales o jugar usando otras aplicaciones, por ejemplo, parchís.

Las redes sociales como puente comunicacional y de ayuda a afectados

Las redes sociales son parte de nuestro día a día desde hace mucho tiempo, sin embargo en estos tiempos tan confusos y convulsos, se volvieron una herramienta para comunicar, entretener y sobre todo, para ayudar a los afectados por la pandemia.

A lo largo del mundo, se han realizado diferentes actividades enfocadas en el entretenimiento, pero con la finalidad de recibir donaciones que permitan impulsar los estudios médicos que buscan una vacuna, para comprar material para el personal sanitario que así lo requiera, ayudar con la manutención de refugios de todo tipo, apoyar a personas de la tercera edad, y en líneas generales, ayudar a los afectados de alguna u otra forma.

También gracias al movimiento en redes sociales, se han visto casos de gente que busca ayuda de otros para poder donar material o convertirse en voluntarios para diferentes casos. Es indiscutible que las redes sociales pueden ser bastante negativas si se usan de mala manera, pero durante la contingencia, se les ha dado un uso positivo y que busca llegar a más y más personas que buscan alguna forma de colaborar.

Por otra parte, las diferentes empresas responsables de las redes sociales, también han puesto su grano de arena en ayudar no solamente con donaciones, sino también cambiando políticas informativas para hacer más segura la experiencia y la información compartida desde sus portales.

Ahora bien, es necesario tener claro que aunque el confinamiento esté llegando a su fin y que poco a poco comenzaremos el camino a aprender a vivir en una nueva realidad, con nuevas medidas de seguridad y con nuevos retos diarios, la comunicación y la forma en la que nos comunicamos, cambió radicalmente. Y esto no significa que sea malo.

A nivel laboral esta nueva manera de comunicarnos nos puede generar nuevas oportunidades y aunque en principio se hizo muy cuesta arriba, aprender a utilizarlas nos puede ayudar a ampliar nuestros horizontes y a ponernos metas más altas, pues estas herramientas nos permiten llegar aún más lejos de lo que pensábamos.

En lo que aprendemos a vivir en esta nueva normalidad, debemos mantener el ritmo comunicacional que hemos mantenido a lo largo del confinamiento, el contacto con nuestros seres queridos, es prioritario para mantener la buena actitud ante lo desconocido, buscar estos espacios de esparcimiento con ellos, aún cuando volvamos a la vida real, debe ser parte de las cosas que aprendimos durante esta difícil experiencia. Los lazos creados o renovados en esta situación deben mantenerse, pues es indiscutible lo necesario que son y el poco valor que por tener un ritmo de vida tan acelerado.

Deja una respuesta