¿Cómo comprar botas de fútbol para los pequeños de la casa?

El fútbol no solamente es un deporte, sino es una pasión compartida por millones de personas y familias alrededor del mundo, el amor por el deporte rey suele transmitirse de generación en generación, no solamente compartiendo la afición por algún equipo en especial, sino también como actividades que realizar en familia. 

Es por ello que desde muy temprana edad muchas pequeñas y pequeños comienzan a darle las primeras patadas a un balón en los patios escolares, institutos, parques, clubes o en las comidas familiares.  

Ahora bien, para practicar fútbol es necesario tener el equipamiento correcto, ya que teniéndolo hay menos probabilidades de que ocurran accidentes. Es por ello que tener unas buenas botas, es primordial para que jugar al fútbol sea, no solamente divertido para los pequeños de la casa, sino que sea todo lo seguro que puede ser un deporte de contacto. 

Teniendo esto claro, ¿qué debo saber para comprar las botas?, ¿cómo comprar? ¿dónde comprarlas?, esas pueden ser algunas de las preguntas que los padres y madres suelen hacerse cuando son “primerizos” en la experiencia de tener a pequeños futbolistas en casa, aquí encontrarán algunos tips que pueden ayudarlos a no solamente a hacer una compra exitosa, sino a ahorrarse un par de euros. 

Comodidad y Seguridad 

Antes de comprar las botas más bonitas que viste, asegúrate de que sean cómodas. Recuerda que los pequeños estarán en constante movimiento y que, si se sienten incómodos con ellas, no podrán disfrutar del juego. 

Si tienes las posibilidades de comprarlas en una tienda, permítele a la niña o niño que camine con ellas puestas durante algunos minutos y que te indique si siente alguna molestia.  

Pero, si por cuestiones de tiempo y de complicaciones de la vida, debes hacer la compra online ten en mente, en primer lugar, de que sea una tienda que tenga varias opciones y en la que puedas confiar. MariansSport –especialistas en venta online de zapatos deportivos- recomienda escoger el equipamiento correcto para que sólo debas preocuparte por ver disfrutar a tu hija o hijo mientras juega y no por la seguridad.  

Antes de concretar tu compra online, asegúrate que estás eligiendo las botas correctas, para el tipo de fútbol que jugará el pequeño. Las botas de fútbol sala son diferentes a las botas de fútbol en campo, por lo cual, equivocarse en eso no solamente es una pérdida importante de dinero, sino también un peligro al que no se debe exponer a los niños y niñas. 

Tener la talla correcta es primordial. En muchas ocasiones, los accidentes ocurren porque las botas son muy grandes o muy pequeñas para los niños, es por eso que es importante que antes de hacer la compra -sea en una tienda física, o en una tienda online-, sepamos con exactitud la talla a comprar.  

Economía y Calidad 

Como padres siempre se buscará que los hijos tengan lo mejor y si bien es cierto que hay muchas marcas conocidas o no tan conocidas, a veces es importante colocar en una balanza la inversión que se debe hacer en equipamiento. 

Si vuestro pequeño apenas está comenzando a aventurarse en el terreno de juego y no se tiene la certeza de que va a querer quedarse en el mismo, no es una buena idea comprar unas botas costosas, hacer una inversión pequeña en unas botas sencillas para que comience su camino en el campo de juego, puede ser una decisión acertada, ya con el tiempo se verá si quiere mantenerse en el deporte o si prefiere ser un espectador del mismo.  

Aunque, si por el contrario, ya se nota la inclinación verdadera, el amor por el deporte y el talento en el campo de juego, comprar unas botas que mejoren su desempeño y que le permitan incrementar su efectividad en la posición en la que juegue, dependiendo de tipo de bota que necesite, puede que sea más costoso, pero le ayudará a mejorar significativamente. 

Es importante recalcar que no siempre por comprar las botas más costosas del mercado el resultado será mejor, y que, así como existen marcas que tradicionalmente son las favoritas por el público, puede que encontremos marcas no tan famosas que cumplan con las mismas características y que se adaptan mejor al presupuesto de cada familia. 

 
Habla con otros padres 

Hay oportunidades en que el mejor consejo a la hora de comprar unas botas, te lo puede dar los padres de alguno de los compañeros de tu hija o hijo. La misma aventura en la que te estás embarcando, la vivieron otros y es más sencillo resolver un problema si varios cerebros trabajan juntos.  

Conversar sobre las tiendas, las tallas, las marcas y la calidad del equipamiento puede ayudarte a elegir lo que se adapte más a las necesidades del pequeño jugador y de tu hogar.  

El futbol debe ser un juego 

Todos sabemos que el futbol, más que un deporte, es una pasión. Lo que no se debe permitir es que por esa pasión deje de ser un juego, sobre todo si los protagonistas son los pequeños de la casa. Comparar a las niñas o niños en el campo de juego, no es lo ideal y no es lo correcto, los deportes en equipo fomentan la disciplina, el respeto, el compañerismo y otros valores que queremos ver replicar a los pequeños dentro y fuera del campo, es por ello que si hay algo que NO se debe hacer es comparar, ni el estilo de juego, ni el equipamiento que llevan.  

Si tienes la suerte de poder comprarle a tu hijo las mejores botas del mercado, no fomentes la diferencia entre él y el niño que tiene botas más sencillas. El futbol es un juego y debe ser divertido, ameno y, sobre todo, un lugar seguro para que todos las niñas y niños, disfruten al máximo y se desarrollen lo mejor posible como seres humanos. 

Ahora bien, en líneas generales, lo importante es que, a la hora de aventurarse en la búsqueda de las botas perfectas, sepamos que con tomar en cuenta algunos detalles, realizar la compra será mucho más sencillo, menos estresante y más agradable, no solo para los padres, sino también para los pequeños. Involucrarlos en el proceso de compra de su equipamiento, los motivará a salir al campo de juego con muchas ganas de disfrutar de la experiencia y hará que los adultos –en su calidad de espectadores- se diviertan y la pasen tan bien como lo harán sus hijos. 

Deja una respuesta