Las incrustaciones dentales y sus tipos

Las incrustaciones dentales como aprecian desde la reputada Clínica Dental Galván Lobo cada vez son más demandadas. Hablamos de un tratamiento que aparece cuando el usuario va a la clínica y necesita un buen trabajo estético o los daños en la estructura delos dientes es importantes y se quiere elegir una alternativa a las coronas dentales. Se puede decir que son una especie de empastes que se hacen en los laboratorios y que encajan bien  con la pieza dental con un claro respeto a la anatomía que tiene la propia dentadura del paciente.

Las grandes ventajas de la incrustación dental

Este tipo de incrustación es un avance importante por sus beneficios, tanto a nivel estético como en cuanto a la resistencia mecánica o la biocompatibilidad, así como a la posibilidad del reemplazamiento de las coronas dentales cuando tiene la pieza una gran estructura a nivel dental.

Clases de incrustaciones

Existen varias, como pueden ser inlay, onlay y overlay, las cuales son usadas para reparar los dientes después de que se haya producido una endodoncia o haya importantes destrucciones de la caries. Valen también para poder restaurar dientes que se hayan roto o tengan grietas o no se necesita una corona dental.

La incrustación de tipo inlay no llega a ninguna cúpide del diente, algo que si ocurre con la overlay. En las dos se usan diferentes clases de técnicas.

En las instalaciones de incrustaciones, se usa la técnica de tipo directo, la cual se indica en algunas restauraciones de carácter preventivo y cuando los tamaños de los dientes son reducidos o medios. Solo es necesaria una cita para hacerlos.

La de tipo onlay lo que hace es usar la téncica semidirecta, que es posible hacerla de manera intraoral y extraoral, siendo bastante aconsejable en las restauraciones cementadas que tienen tamaño grande o medio. Es necesario disponer de dos citas en la clínica para hacerlas realidad.

La técnica de tipo indirecta que se usa en la overlay precisa de una serie de citas en una clínica y tiene que intervenir el laboratorio en su elaboración. Puede ser aplicada en restauraciones en un tamaño importante.

Composite

Las incrustaciones en este material se hacen cuando la contracción de la polimeración ha pasado a ser controlada y es usada en las restauraciones donde hay una mejora importante a nivel físico-mecánico en la pieza dental.

Magníficos resultados cuando se compara con las clásicas técnicas utilizadas en la polimerización común. Además, conviene no olvidar que el composite tiene una elevada resistencia a las fracturas, así como a las torsiones, tracciones y compresiones, desgastándose menos de lo que lo hacen otra clase de materiales.

Oro

En el caso de las incrustaciones de oro, el procedimiento trata de colocar y cementar en oro la pieza dental. Son bastante buenas para las cavidades de importante tamaño, además de proteger los premolares y molares con una endodoncia o que aumente el diámetro y la altura cuando estos no lleguen al plano octusal.

Son unas incrustaciones de importante solidez y pueden tener una durabilidad prolongada, como mínimo 20 años, aunque también hay que ser conscientes de que pueden llegar a ser bastante más costosas. Son necesarias una serie de visitas a la clínica, puesto que hay que lograr unas impresiones de lo más detalladas que luego deberán ser enviadas para el laboratorio.

Zirconio

Es una clase de incrustación por zirconio que lo que principalmente oferta es una importante naturalidad, puesto que en ella no hay ninguna clase de metal para fabricarla. Así es como tiene una estética ideal por su integración con el color del diente originario.

Los pacientes pueden llegar a seleccionar el tono que quieran para que se asemeje a las piezas que están al lado y así es posible lograr el objetivo de que la dentadura tenga la deseada armonía.

Al no tener metal, si se produce un gran desgaste o la fractura del propio diente, va a ser realmente complicado que se tenga que sustituir por coronas de carácter dental.

En el caso de que tengas alguna duda sobre las incrustaciones dentales, lo mejor es pedir cita, pues de esta forma podrás saber más de cerca lo que opina el profesional sobre este tema y las soluciones que puede llegar a ofrecerte.

Deseamos que estas informaciones te sean de utilidad y así puedas, tener en el caso de que lo desees, las incrustaciones dentales deseadas que pueden solucionar tus problemas, tanto estéticos como a nivel de salud, pues los dos puntos son compatibles y ninguno descarta al otro. A hora os toca a vosotros elegir entre lo clásico o esta otra novedosa alternativa.

Boda civil o religiosa, ¿con cuál te quedas?

Casarse es uno de los pasos más importante que damos en nuestra vida. Aunque en este caso antes decían que era para toda la vida, ahora (afortunadamente) cuando alguien ya no quiere estar con otra se firma otro papel y listo. Ahora bien, siempre hay dudas de lo que puede pasar cuando te casas por lo civil o por lo religioso. ¿Hay diferencias? Pues vistas las dudas que hay entre mucha gente, sí, es necesario contarlo.

Lo primero es elegir casarse en una Iglesia o celebrar una boda civil es una decisión personal y debe ser tomada en pareja. Lo mejor es no hacer casos al ruido que haya a nuestro alrededor. Aunque es cierto que si eres una persona con valores cristianos quedaría muy feo hacerlo por lo civil. Aunque casi es peor hacerlo de diferente manera. Es decir, si no tienes valores cristianos, y te casas por la iglesia, simplemente por hacerlo en una catedral o en un lugar idílico, pues oye, como que queda muy mal. Todos estamos de acuerdo que las ceremonias religiosas son preciosas, pero creemos que hay que tener un sentimiento religioso para hacerlo.

Y es que al final, la principal diferencia entre casarse en una boda religiosa o una boda civil es que en una ceremonia religiosa te casas ante los ojos de Dios, mientras que una boda civil te casas a los ojos de la ley. Como dato curioso, en el ya lejano año 2009 los matrimonios civiles superaron en un tremendo 80% por primera vez a los matrimonios religiosos. Además, desde el 1 de julio 2005 se considera a efectos civiles como matrimonio tanto la unión heterosexual como la unión entre personas del mismo sexo. Pero en este caso siempre será por lo civil, ya que la religión católica no lo permite.

Diferencias en las celebraciones

Hace años las ceremonias civiles eran muy encorsetadas. Solo se dedicaban a la lectura de los artículos correspondientes del Código Civil. Algo que hacía que fuera muy aburrido. Sin embargo, hoy en día es posible celebrar este tipo de enlace en casi cualquier emplazamiento y personalizar además el discurso a gusto de la pareja. Yo he llegado a ver en fincas o en restaurantes unas bodas preciosas con vídeos, discursos de amigos y con animaciones. En cuanto a una religiosa, pues está claro lo que es. Habrá que realizar la liturgia, pero puedes incluir discursos de los invitados, un coro que cante. Eso sí, de la misa nadie te va a librar.

Diferencia de dinero

La celebración de una boda civil conlleva algunos costes que varían en función del lugar y de la vía que se elija. Es decir, si tienes que hacerlo en el Ayuntamiento o en una finca privada. En el caso del matrimonio religioso, en general no conlleva ningún coste fijo, aunque se sugiere un donativo o aporte voluntario de la iglesia donde lo realizas. Además, hay que tener en cuenta que desde hace relativamente poco existe la posibilidad de llevar a cabo un matrimonio (civil) ante notario, una opción que puede ser más barata que hacerlo en un juzgado.

Diferencia de vestido

Y no, no hay diferencia entre casarse de blanco por la iglesia como hacerlo por el juzgado. Es más, desde Joana Diestre, con tiendas de novias en Bilbao y Portugalete, aclaran que ahora mismo hay vestidos de boda específicos para las bodas por el juzgado o por lo civil. Suelen ser menos pomposos, aunque es cierto que luego eso depende del gusto de cada novia. Pero está claro que si te quieres casar de blanco por el juzgado, puedes hacerlo perfectamente.

Diferencias en el registro

Ahora bien, sea como sea, ya sea por el juzgado o por la iglesia, el papel definitivamente tiene que pasar por un registro, en concreto por el civil. Después de acudir a la Iglesia tocará ir al Juzgado o Ayuntamiento para realizar el comunicado de la unión realizada. Es decir, y siempre hay muchas dudas, aunque la boda sea religiosa, tienes que ir acompañada del mismo trámite que una boda civil, ya que es necesaria su inscripción en el Registro Civil. Es decir, un coste que tendrás que responder sí o sí.

Más o menos una boda tiene muchas similitudes, aunque es cierto que cuando comparas siempre es diferente. Lo que no puede faltar, ya sea por un lado o por otro, es la diversión y la reunión de los amigos para pasarlo en grande. Ah, y por supuesto, la barra libre. ¿Con cuál te quedas? ¿Cómo harías tu boda?

El sexo es un beneficio enorme para la salud de los seres humanos

Hay muchas maneras de conseguir ser felices. Es cierto que, a veces, nos parece un asunto bastante complicado. Pero la verdad es que hay mcuahs variantes para conseguirla, algo de lo que ya se han dado cuenta muchos miles de personas. Disfrutar de nuestra familia, coger vacaciones, tener hijos o aprovechar nuestro tiempo libre son algunas de las cuestiones que nos ayudan sobremanera a cumplir con ese objetivo. Sin embargo, no son las únicas ni mucho menos. En los próximos párrafos, os vamos a hablar de uno de los asuntos más importantes en este sentido: el sexo y el erostismo.

Esto tiene una importancia mucho más grande de lo que mucha gente cree. De hecho, son bastantes las personas que, todavía a día de hoy, no suelen tener en consideración esa importancia. Y es una verdadera lástima, porque el sexo nos puede ayudar a reducir esa incidencia de males como la ansiedad, la depresión o el estrés, males que se repiten bastante en la sociedad de hoy en día y que sirven como plataforma de lanzamiento para otros problemas que pueden llegar a ser todavía peores, si es que eso es posible.

Una noticia que es propiedad del portal web opinion.com.bo informaba de que el erotismo y el sexo tienen, como apuntábamos, un beneficio en la salud física, pero también en la emocional. Nos pasamos la vida buscando técnicas para mejorar el estado de nuestro cuerpo y el de nuestra mente cuando, en realidad, tenemos la solución al alcance de la mano a través de una actividad como el sexo, que a todos y todas nos suele gustar y que sabemos que nos reconforta cada vez que la practicamos. Y es que no es para menos. ¿Quién no puede ver en ella una salida a nuestro estrés y depresión diarios?

Otro artículo, en este caso publicada en el diario La Nueva España, informaba de algunos de los beneficios que tienen el erotismo y el sexo para todo el mundo, beneficios que siempre tenemos que tener en cuenta:

  • El orgasmo, según esta información, estimula el olfato.
  • Las relaciones que son nuevas hacen que se estimule nuestra felicidad.
  • Este tipo de actividad contribuye a que envejezcamos mejor.

Y estamos seguros de que los beneficios son muchos más de los que estamos hablando. Y es que el sexo puede incidir en aspectos como la motivación.

Si la salud es lo que más importante nos parece, es lógico pensar que hay que tener en cuenta múltiples maneras de conseguirla. Más allá de todas las técnicas saludables que podemos tener en consideración, hay que valorar otras opciones que no son propias del sistema sanitario pero que nos pueden ayudar a mejorar tanto nuestro estado físico como el mental. Hablamos de una cuestión como lo puede ser el sexo o el erotismo, aspectos que son tenidos cada vez más en cuenta para mejorar nuestro bienestar en función de lo que nos indican desde Comercial Apra.

Ideal para todos los públicos

El sexo o el erotismo son ideales para cualquier persona que se precie. Los beneficios son los mismos para hombres y para mujeres, para ancianos y para gente más joven, para personas estresadas o que se aburran como facilidad. Da igual. Los beneficios de esta actividad son tales que a nadie le cabe la menor duda que, gracias a ellos, se ejerce una influencia muy positiva para propios y extraños. La verdad es que, si tuviéramos que hacer un ránking de cuestiones que son positivas para las personas, el sexo siempre estaría entre las primeras posiciones sin ningún tipo de duda.

Es cierto que hablar de estos temas puede ser tabú según en qué situaciones. Nosotros, desde siempre, hemos defendido que eso no debería ser así. Parece que en nuestra sociedad sigue estando mal visto, sobre todo en determinados círculos, hablar de este tipo de cuestiones. Podríamos considerar que no intercambiar opiniones al respecto es incluso perjudicial para nuestras posibilidades de obtener una salud mejor, así que, si queréis nuestro consejo, nunca tengáis vergüenza a la hora de hablar de este tipo de asuntos. Estamos convencidos de que no os vais a arrepentir en absoluto.

Esperamos que, con el paso del tiempo, sigamos reduciendo ese tabú del que hemos hablado y que hablar de sexo sea la máxima expresión de libertad que exista en nuestra sociedad. Por suerte, España se ha convertido en un país liberal con el paso de los años. La mentalidad antigua de la dictadura y la de la gente que creció con ella se va apagando y no cabe la menor duda de que eso irá en favor de la expansión de un acto que es tan positivo y beneficioso para el ser humano como lo es el sexo.

Acudir al psicólogo se normaliza en la sociedad actual

La salud es el mayor estandarte del que puede disponer el ser humano. Está claro que, sin ella, nuestra calidad de vida y nuestro bienestar se van a resentir de una manera realmente potente. Tenemos la mala costumbre de solo preocuparnos por nuestra salud cuando notamos que se empieza a desmoronar, y lo cierto es que no tendríamos que llegar a dicha situación. Valorar esos momentos en los que no tenemos ningún problema de este tipo es algo que deberíamos hacer más a menudo. Y mantener todos los cuidados de nuestra salud por mucho que pensemos que ya los tenemos, también.

Seguro que muchos y muchas estáis pensando en algún momento en el que hayáis padecido problemas de salud. Os estaréis acordando de alguna gripe, de alguna lesión muscular o, incluso, del coronavirus, tan tristemente de actualidad. Pero nosotros, en este artículo, queremos ir un poco más allá y hablar de todos esos problemas de salud que no se ven a simple vista y que tienen que ver con la psique humana. Y es que los problemas psicológicos o mentales son tan dañinos como los físicos pero, por desgracia, no suelen estar tan tenidos en cuenta por parte de los ciudadanos y ciudadanas.

Será mejor que hablemos de cifras para que todos y todas tengamos conciencia de hasta dónde llega este problema.

  • La página web oficial de RTVE publicó una noticia indicando que, en el mundo, 1 de cada 4 personas sufría un trastorno de índole mental, para que veáis que este tipo de cuestiones no es tan extraño. Estamos convencidos de que muchas de las personas que os encontráis leyendo estas líneas habéis conocido a alguien que ha tenido que pasar por eso hace no demasiado tiempo. Y es que es tristemente habitual que alguien haya tenido algún problema en este sentido.
  • La misma noticia apunta que, en un país como lo es el nuestro, el 19’5% de la población ha tenido, a lo largo de su vida, algún tipo de trastorno mental y que en la actualidad es un 9% de españoles y españolas quienes lo padecen. Son cifras que lo que nos indican es que, como mínimo, tenemos que tenerle un respeto a todo lo que tenga que ver con nuestra salud mental.
  • Otro artículo, en este caso propiedad de La Vanguardia, indicaba el número aproximado de personas que padecen desórdenes mentales en el interior de nuestras fronteras. Ese número es de medio millón de personas, una cuestión que no es baladí y que deja claro que hay que tener mucho cuidado con todo lo que tiene que ver con nuestra salud psíquica.

La salud mental y psíquica es una cuestión que no valoramos lo suficiente y que incluso, en ocasiones, presenta problemas de los que la persona que los padece no es consciente. Por suerte, poco a poco nos vamos concienciando de la enorme importancia que tiene que dispongamos de una buena salud mental y, por lo menos, ya no vemos el simple de hecho de acudir al psicólogo como una cosa “de locos”. Desde Psiquiatra Dr. Hernández nos han comentado que hasta su consulta ya se acercan personas de toda índole y que esa es la mejor muestra de que se ha normalizado el acudir a un profesional para resolver todos esos problemas que condicionan nuestra vida.

Principales situaciones que generan problemas y desórdenes mentales

Son muchas las situaciones que pueden derivar en la aparición de problemas y desórdenes mentales. Y seguro que muchas de las que vamos a citar a continuación os suenan de algo.

  • Violencia de género. Ni que decir tiene que uno de los elementos más comunes en este campo es el del insulto y el desprecio, además del dolor físico. Todo ello genera, en la persona que sufre este tipo de violencia, la aparición de problemas psicológicos que deben ser tratados con urgencia.
  • Bullying. Se trata de uno de los problemas que más afectan a los jóvenes y que les puede generar una enorme cantidad de trastornos de cara a su desarrollo.
  • La pérdida de un ser querido. Está claro que esta es una de las situaciones más obvias. La muerte de un familiar o la ruptura amorosa siempre son momentos muy complicados en los que nuestra mente está expuesta a todo tipo de daños psicológicos.
  • El trabajo. No por venir en último lugar es el menos importante ni mucho menos. De hecho, podríamos decir que es prácticamente el más habitual de esta lista. El trabajo genera en las personas una enorme cantidad de estrés y ansiedad, factores que terminan derivando en algo mucho peor, como lo es la depresión. Desde luego, combatir este tipo de asuntos no es fácil porque los intereses del trabajador y los de la empresa chocan. Pero una cita con el psicólogo puede hacernos mucho bien para tratar de mejorar nuestro estado de salud en ese sentido.